Un empate sin goles y en el cierre de la jornada de este martes de la Copa Sudamericana se dividieron los elencos de Alianza Lima que en condición de visitante supo imponer su ritmo y someter a un rival que se veía muy complicado como lo es Independiente de Avellaneda dejando abierta la serie para lo que será el encuentro de vuelta en territorio peruano a finales del mes de mayo.

Imponiendo su ritmo y buen juego el elenco ‘Rey de Copas’ pudo hacerse del triunfo de no mediar una ejecución de un lanzamiento penal que a los 20′ pudo cambiar la historia del compromiso por parte de Emanuel Gigliotti, que fue atajado por Leo Butrón, erigiendo como la gran figura al meta peruano, evitando lo que pudo ser la caída de su meta y con ello los del ‘Rimac’ crecieron en su fútbol, presionando a los argentinos, terminando con el marcador en blanco.

De esta manera y con la llave abierta en el Estadio Monumental de Lima, las cosas se definirán entre ambos equipos, que tendrán que exigirse al máximo no solo por las emociones que entregaron en este encuentro de ida, sino por los goles que son necesarios para acceder a la siguiente instancia del certamen.

No hay comentarios

Dejar respuesta