La violencia nuevamente se hace presente para quebrar la armonía dentro del “planeta fútbol”, que en la tarde de este martes 11 de abril, recibió infausta noticia con la lógica suspensión del partido entre Borussia Dortmund y A.S. Mónaco, válido por la rueda de ida de los Cuartos de final de ‘Champions League’, debido al ataque registrado en el bus que transportaba al dueño de casa, esto es al equipo alemán, hasta las instalaciones del ‘Siganl Iduna Park’, también conocido como ‘Westfallenstadion’.

Tras el trabajo de peritaje llevado a cabo por la Policía de Dortmund, cuando fue notificada de la emergencia ocurrida en torno al transporte donde estaba la delegación dueña de casa, se descubrió y confirmó la detonación de tres cargas explosivas cercanas a la ruta por la cual circulaba el automotor, lo que siendo notificado a las partes interesadas para conocer lo sucedido en el trayecto de la nave dieron pie para tomar la resolución notificada por la entidad germana a través de la red social ‘twitter’.

Gunnar Wortmann, quien fungió en calidad de portavoz policial para la agencia de noticias ‘AFP’, indicó que “tres cargas explosivas fueron detonadas” después de iniciado el desplazamiento del coche que tenía en el interior al grupo de futbolistas del Borussia Dortmund, quienes socorrieron a una de las personas que resultó herida por las explosiones, que destruyeron las lunas laterales del colectivo, propiedad del conjunto de la divisa ‘aurinegra’.

No hay comentarios

Dejar respuesta