Un triunfo por la mínima diferencia fue el que alcanzó Liga de Quito ante Bolúvar de La Paz en la definición de la llave de la Copa Sudamericana, con lo que la definición de esta serie se fue a los lanzamientos desde el punto penal, siendo así que la suerte le sonrió a la escuadra azucena que terminó por llevarse la clasificación a la siguiente instancia de la competición.

Varias ocasiones fueron las generadas de parte de los albos sobre la meta del golero Dituro, que con llegadas de elementos como Aníbal Chalá, Jonathan Betancourt que fue el más incisivo de los elementos albos sobre la meta del elenco más popular de Bolivia, que supo defender su predio, ante loa yerros constantes de los atacantes, siendo la más clara, una que en el complemento la generó Hernán Barcos y que en dos instancias, la primera conjurada por el golero y que en una segunda los defensores terminaron por enviar el balón al tiro de esquina.

Los minutos finales fueron decisivos, ya que los albos se desesperaron en su intención de marcar el gol del triunfo, al tiempo que los bolivianos quemaron mucho tiempo defendiendo con uñas y dientes el marcador que les era favorable y en base a mucho empuje de los albos llegaron al tanto del triunfo por intermedio de Anibal Chalá que lo cabeceó Horacio Salaberry para vencer al argentino Dituro y así forzar a la definición desde los lanzamientos desde el punto penal.

En la definición ambos equipos tuvieron certeza a la hora de convertir, siendo así que tan solo Salaberry por Liga y Raldés por Bolívar terminaron con la tanda regular igualada 4-4, ya en el mano a mano, Pedraza erró el lanzamiento erigiendo como figura a Leonel Nazareno, pero en el penal definitivo Jefferson Intriago le entrega la clasificación a los albos a la siguiente ronda de la competición, donde se medirá a Fluminense.

ALINEACIONES:

LIGA DE QUITO: Nazareno; Narváez, Cangá, Salaberry, Chalá; Intriago, Bolaños, Vega; Gonzáles, Betancourt; Barcos.

BOLÍVAR: Dituro; Rodríguez, Ráldes, Pedraza, Flores; Morales, Prieto, Justiniano; Arce, Riquelme, Fierro.

No hay comentarios

Dejar respuesta