El partido se estaba tornando complicado para el elenco del A.S. Roma en la búsqueda de imponer condiciones como dueño de casa para dejar en el camino a Shakhtar Donestk, ganador del partido de ida correspondiente a los Octavos de final de la ‘Champions League’ con la tarjeta: 2-1 a favor; sin embargo, Edin Dzeko, el principal referente ofensivo del elenco dirigido por Eusebio Di Francesco, apareció en el momento justo para certificar el pase de los italianos a la siguiente ronda de la magna cita continental.

Dentro del duelo táctico propuesto por el entrenador portugués: Paulo Fonseca, quien siempre buscó cortar los circuitos naturales de juego desplegados generalmente por el once anfitrión, en el minuto 52 emergió la figura del atacante bosnio para salvar la papeleta del equipo ‘giallorosso’ en este duro enfrentamiento contra complicado rival ucraniano, que sintiendo el efecto de encajar esta anotación para provocar la salida de la competición, intentó por todas las vías posibles igualar cartones pero sin la precisión adecuada para hacerlo y sufriendo además con la expulsión en el pasaje 79′ del zaguero: Ivan Ordec’, cuya impericia dejó a la visita con 10 hombres en este paso por el ‘Estadio Olímpico’.

Con la certificación de la victoria por la mínima diferencia para emparejar cifras en el marcador global (2-2), decantado por el gol rubricado por los capitalinos en el primer tope efectuado en el ‘Metalist Stadium’ para sacar ventaja frente a este aguerrido contrincante de turno, bastó para que A.S. Roma supere esta ronda decisiva de eliminación directa en el camino hacia la final de mayo en Kiev, a donde apunta arribar el club en este primer curso de la era post-Totti en la entidad.

No hay comentarios

Dejar respuesta