Con el último aliento y en una acción que causó polémica de parte del juez central, el elenco de Real Madrid se llevó el último boleto a las semifinales de la UEFA Champions League, pese a la derrota de 1-3 ante Juventus y teniendo como una de sus piezas más importantes a Cristiano Ronaldo, son lo que el Santiago Bernabeu se desató en gran algarabía y jolgorio, con lo que se van metiendo como el firme aspirante a ganar el trofeo más codiciado en el balompié del ‘Viejo Continente’. En un primer tiempo para el olvido los italianos deshnudaron los errores defensivos de los dirigidos por Zidane, que se fueron con un tanteador que llenó de enorme preocupación.

Un doblete convertido por Mario Mandzukic (2′ y 37′), pusieron la ventaja en favor de la escuadra de la “Vecchia Signora”, que comenzaba a mandar en el encuentro, hacieno del complemento lleno de sumas emociones, toda vez que el global se iba acortando y con ello la tensión reposada en el estadio madridista por lo que podía ser el desenlace, que se dio cuando Blaisie Matuidi (60′), ponía su firma y con ello la serie igualada a tres, lo cual forzaba a los alargues y de persistir la igualdad a los lanzamientos desde el punto penal.

Sobre el tercer minuto de adición una falta cometida por el experimentado Gianluiggi Buffón, que significó su expulsión al cortar clara opción de gol de Lucas Vásquez, fue sancionada con el correspondiente lanzamiento penal, que ejecutado con mucha clase por CR7, les daba a los “merengues”, el descuento y con ello el pasaporte a la siguiente instancia, firmando un global de 4-3, para buscar el objetivo de repetir una nueva final por tercer año consecutivo.

No hay comentarios

Dejar respuesta