Un nuevo resultado incómodo fue el que este mediodía sumó en el estadio Alejandro Serrano Aguilar, el elenco de Deportivo Cuenca, cuando empató con Macará (1-1), por lo que los hinchas dólidos por esta situación desde los graderíos exigían la renuncia del técnico argentino Aníbal Biggeri que en nueve encuentros ha sumado apenas 6 puntos, ubicándolo al plantel en el penúltimo casillero dentro de la tabla de valores de nuestra competición, lo cual derramó el vaso de la paciencia de los hinchas.

La situación subió de tono, cuando a la salida del escenario de la morlaquía, los hinchas lo esperaban en las afueras, para gritarle de todo, términos como: “RENUNCIA LADRÓN HIJO DE P…, SINVERGÜENZA, NO NOS HAGAS DAÑO, fueron los más escuchados y proferidos por hinchas del elenco cuencano, que increparon, ante lo cual el técnico reaccionó, respondiendole a uno de sus agresores diciéndole: “Décime que has ganado?”.

Pero ahí no terminó aquello, ya que siguió respondiendo las ofensas de los hinchas, para lo cual se detuvo y dijo lo siguiente: “Si por resultados me tengo que ir, me voy sin problemas. Lo único que les pido es que no me digan ladrón porque eso no soy”, procediendo a abordar el automóvil que lo aguardaba para trasladarlo fuera del recinto deportivo, junto a los miembros del resto del cuerpo técnico, que esperan una definición a su situación que bien podría derivar con su salida, esto cuando este lunes se reúna la dirigencia del plantel en Comisión de Fútbol y resuelva aquello, que pone honda preocupación al plantel que de ser animador en el torneo, ha pasado a pelear en los últimos lugares en un pésimo inicio de temporada.

No hay comentarios

Dejar respuesta