Visiblemente molesto aún por el flojo rendimiento de Liga de Quito, el casi retirado directivo de los albos Rodrigo Paz, conversó acerca de lo mal que lució el equipo de sus amores en el encuentro donde logrando consolidarse con brillante triunfo ante El Nacional por la mínima diferencia, le dejó muchas dudas el accionar de varios de los jugadores, que de no ser por la seguridad que bajo los tres palos le ha dado el golero Adrián Gabbarini, el resultado pudo ser completamente diferente en su intención de seguir escalando en la tabla de valores del torneo.

Es así como en declaraciones vertidas para la emisora capitalina Área Deportiva 99.3 FM, el experimentado dirigente fue claro en afirmar que sigue contento por haberse quedado con el resultado ante un rival que lo conoce muy bien y con el han hecho siempre buenos partidos, pero que salvo el golero y en parte la defensa, el resto del plantel no lució a la altura de las circunstancias: “Contento por haber ganado pero la verdad es que Liga jugó uno de los partidos que yo le he visto. El arquero estuvo excepcional, algo la defensa, pero todo el resto, horrible”

Confirmó que previo al encuentro ante Delfín no sostendrá un diálogo con los jugadores para llevarse su mensaje de ánimo y positivismo antes del viaje a Manta este martes: “Yo no tengo que hablar con ellos, es cuestión del técnico . Ojalá… vamos a ver. El primer tiempo con Guabirá fue bueno, el segundo malo”, puntualizó sumamemte preocupado el denominado cariñosamente como “Papá Oso” de la escuadra “Rey de Copas”.

Finalmente expresó su total e irrestricto respaldo a lo que cumpe como trabajo el actual técnico uruguayo de los albos:  “Les escuchaba a los jugadores después del partido y aceptaban que jugaron un mal partido. Eso me gustó. Repetto es un hombre que ve bien en el fútbol y lo va a analizar. Repetto está muy bien respaldado. Es un hombre serio que ha sabido manejar el camerino. Hace dos año que queríamos traerlo”

No hay comentarios

Dejar respuesta