Como una crónica de una salida anunciada se puede detallar a la salida del estratega argentino Aníbal Biggeri de la conducción del Deportivo Cuenca, esto luego del empate de ayer ante Macará y que dejó un sabor amargo en la afición del elenco de los “Camisetas Coloradas”, al punto que los hinchas fueron a increpar al profesional a la salida del escenario deportivo de los azuayos, lo cual provocó una reunión de emergencia, misma que se dio esta mañana en la sede administrativa de la institución.

Tras varias horas en las que se reunieron los miembros de la Comisión de Fútbol del plantel azuayo, junto a Biggeri, decidieron dar por terminada la relación laboral que mantenían entre ambos lados y de esta manera, los malos resultados son los que finalmente y tras nueve jornadas en las que estuvo al frente del plantel, donde apenas ganó un encuentro, empataron tres y perdieron cinco, más la clasificación en penales a la siguiente ronda de la Copa Sudamericana, es el saldo que deja el argentino, lo cual fue anunciado en la cuenta twitter oficial del plantel.

Así mismo y este martes Biggeri acudirá al entrenamiento pactado por el plantel morlaco a despedirse de sus ahora ex-dirigidos, a la espera de conocerse quien tomará el mando del plantel en el transcurso de la presente semana, de cara al compromiso de este fin de semana por la décima jornada del torneo nacional, en su visita al Monumental a Barcelona S.C.

No hay comentarios

Dejar respuesta