Esperando volver por sus propios fueros de Fernando Gaibor, Independiente de Avellaneda terminó por quedarse con el triunfo ante Deportivo Lara por 2-0, mismo que le significó la clasificación a los octavos de final de la Copa Libertadores de América, cumpliendo con sobria actuación que teniendo en frente a un rival que fue sumamente complicado, supo tener suficientes argumentos para poderlo superar y así dar una verdadera alegría a los asistentes al estadio Libertadores de América.

Cuando se cumplían los 38′ de la parte inicial, un verdadero golazo marcado tras el cobro de un lanzamiento de esquina por parte de Martín Benítez que se incrustó en el arco venezolano, marcando un olímpico con sobria calidad, significó que a lo largo del encuentro las cosas sean completas para la escuadra de los “Diablos Rojos” de Avellaneda, que supieron manejar con prolijidad el compromiso, para sentenciar el duelo en una gran acción de Emanuel Gigliotti, al trancursir los 79′.

De esta manera la escuadra de Independiente de Avellaneda remata en el segundo lugar de su serie, al completar 10 puntos, mientras que Deportivo Lara cierra con 6 unidades y en el tercer lugar de clasificación, donde Gaibor tuvo presencia 82 minutos de este compromiso, siendo uno de los jugadores que más destacó, esperando retomar el nivel que lo había perdido, dejando atrás el mal momento que ha venido atravesando en lo futbolístico.

No hay comentarios

Dejar respuesta