Sacando a relucir la diferencia entre equipo consolidado en las grandes lides del fútbol internacional frente a otro que recién inicia camino en este tipo de competiciones, Bélgica requirió de 45 minutos para arruinar el debut absoluto de Panamá en la historia de la Copa del Mundo organizada por la FIFA, en la cual se cumplió el pronóstico previamente establecido respecto a la apertura del Grupo ‘G’ con la cosecha sencilla de los puntos por parte de la escuadra dirigida por el profesional español Roberto Martínez.

A pesar de brindar correcto primer tiempo para controlar las arremetidas de los elementos de los “Diablos Rojos”, anulados en la intención de romper el cero a cero subido al marcador parcial de la contienda, lamentablemente el plan de resistencia desplegado por el combinado centroamericano se vino abajo con el soberbio gol anotado por Dries Mertens (47′) en el inicio del complemento, que desnudando la fragilidad de los rivales para responder ante situaciones adversas, facilitó el trámite del partido para refrendar la victoria sobre la cancha del ‘Fisht Stadium’, perteneciente al balneario de Sochi.

De esta forma, acelerando lo suficiente para someter con autoridad a endeble contrincante, que extravió la brújula en pos de continuar brindando digna lucha en esta primera fecha de la séptima zona de juegos de Rusia 2.018, gracias a doblete rubricado por Romelu Lukaku (69′, 75′), Bélgica terminó dibujando amplia sonrisa de satisfacción al término del segundo tiempo por golear con contundente cuenta de 3-0 a favor.

ALINEACIONES.

BÉLGICA: Courtois; Alderweireld, Boyata, Verthogen; Meunier, De Bruyne, Wistel, Carrasco; Mertens, Hazard; Lukaku.

PANAMÁ: Pinedo; Murillo, Torres, Escobar, Davis; Barcenas, Cooper, Gómez, Godoy, Rodríguez; Pérez.

No hay comentarios

Dejar respuesta