La selección de Rusia logró la tarde de este martes un pie en los octavos de final del Mundial que organiza del cual es anfitrión, cuando en la ciudad de San Petersburgo se impuso por 3 tantos a 1 a una Egipto que pese a quedar ya eliminada de la competición, tuvo presente entre sus once estelares al máximo arponero Mohammed Salah, que además de haber estado en la cancha dentro de los once titulares del técnico argentino Héctor Cúper, se lo vio ya completamente recuperado de la lesión que lo aquejaba y puso en duda su actuación en la cita magna.

Tras una primer parte sin goles, el equipo de Stanislav Cherchesov fue efectivo en la segunda mitad y es así como liquidaron el duelo en menos de quince minutos, esto cuando abrieron la cuenta por intermedio de Ahmed Fathy (47′), cuenta que fue ampliada casi de inmediato, tras una acción de Denis Cheryshev que marcó un verdadero golazo, cuando definió de primera para firmar el 2-0, con lo que las cosas se estaban sentenciando y con ello cumpliendo con campaña completamente perfecta.

Casi de inmediato Dzyuba (62′), la bajó con el pecho y con un remate colocado venció la meta egipcia, para firmar el 3-0 de la tranquilidad. Mohamed Salah, que debutaba en la cita ecuménica tras ausentarse contra Uruguay, marcó de penalti el 3-1 después de que el VAR cambiara una decisión del árbitro, cuando el juez había señalado una falta, pero fuera del área, para con ello asegurar la clasificación a los octavos de final del Mundial del que son anfitriones al completar 6 puntos, mientras que Egipto termina último sin unidades a su haber.

ALINEACIONES:

RUSIA: Akinfeev; Fernandes, Kutepov, Ignashevich, Zhirkov; Zobnin, Golovin, Samedov, Gazinski; Dzyuba, Cheryshev.

EGIPTO: El Shenawy; Fathy, Gabr, Hegazy, Abdel Shafy; Elneny, Salah, Abdalla, Hamed; Trezeguet, Marwan.

No hay comentarios

Dejar respuesta