Cumpliendo ley de la vida, que debido a la extrema vigencia de ambos astros se venía postergando hasta prácticamente desafiarla en el transcurso de esta década, el duopolio ejercido entre Lionel Messi y Cristiano Ronaldo para dominar el panorama del rey de los deportes acaba con la consagración protagonizada por Luka Modrić en la gala de los premios “The Best” organizados por la FIFA, para cuyo gusto terminó el capitán de la selección de Croacia y número ’10’ del Real Madrid como el mejor jugador masculino del curso 2.017 / 2.018 por todo lo hecho a nivel individual.

Acudiendo al anfiteatro del ‘Royal Festival Hall’ con la confianza del caso para subir al centro del estrado para recoger importante estuatilla concedida por el ente rector del fútbol global por tercera ocasión, el talentoso volante de 33 años de edad obtuvo recompensa por la magnífica temporada realizada en el club donde milita y en el combinado nacional al cual representa, que colaborando también para el respectivo lucimiento del flamante ganador del cetro otorgado en Londres, Inglaterra, justifican el triunfo alcanzado en la terna también conformada por Cristiano Ronaldo y Mohammed Salah, nominados de buen presente pero sin pergáminos suficientes para superar en la votación al oriundo de Zadar.

Siendo parte del elenco tricampeón de Europa, portando la divisa del Real Madrid, y conduciendo a los balcánicos a histórica participación ofrecida en la Copa del Mundo celebrada en Rusia a mediados de año, la victoria de Modrić en este magno evento resulta merecidísima para marcar una nueva era en marcha dentro de la exigente disciplina de la número 5.

No hay comentarios

Dejar respuesta